¿El día del Señor o el Sábado?

Por Randall Tidmore

En este estudio, examinaremos las siguientes cinco preguntas:

  1. ¿Cuándo fue mandado guardar el Sábado por primera vez?
  2. ¿A quién fue dado el mandamiento de guardar el sábado?
  3. ¿Para cuánto tiempo había de durar este mandamiento?
  4. ¿Están guardando el Sábado realmente los que dicen que es necesario guardarlo hoy día?
  5. ¿Cuál es el día del Señor?

I. ¿Cuándo fue mandado guardar el sábado por primera vez?

A. Algunos dicen que fue mandado desde la creación. (Génesis 2:2-3)

Génesis 2:2-3  2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.  3 Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

Note: Aunque “Dios lo bendijo y lo santificó” no dice nada de mandar que alguien lo observara o lo guardara.

Éxodo 16:22-30  22 En el sexto día recogieron doble porción de comida, dos gomeres para cada uno; y todos los príncipes de la congregación vinieron y se lo hicieron saber a Moisés.  23 Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho Jehová: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a Jehová; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana.  24 Y ellos lo guardaron hasta la mañana, según lo que Moisés había mandado, y no se agusanó, ni hedió.  25 Y dijo Moisés: Comedlo hoy, porque hoy es día de reposo para Jehová; hoy no hallaréis en el campo.  26 Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará.  27 Y aconteció que algunos del pueblo salieron en el séptimo día a recoger, y no hallaron.  28 Y Jehová dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo no querréis guardar mis mandamientos y mis leyes?  29 Mirad que Jehová os dio el día de reposo, y por eso en el sexto día os da pan para dos días. Estése, pues, cada uno en su lugar, y nadie salga de él en el séptimo día.  30 Así el pueblo reposó el séptimo día.

Note: Esto sucedió un poquito antes de que los diez mandamientos fueron dados. No hay record de nadie mandado a observarlo, ni ejemplo de nadie observándolo antes de la liberación de los israelitas de su esclavitud en Egipto.

B. Fue mandado ser guardado después de la liberación de los israelitas y era precisamente por eso que fueron dados un día de reposo.

Deuteronomio 5:15  15 Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo.

II. ¿A quién fue dado el mandamiento de guardar el sábado?

A. Algunos dicen que fue dado a “todos”.

B. Con referencia a los diez mandamientos, la Biblia dice:

Deuteronomio 5:2-4  2 Jehová nuestro Dios hizo pacto con nosotros en Horeb.  3 No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros todos los que estamos aquí hoy vivos.  4 Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte de en medio del fuego.

1. “No con nuestros padres…”, no con los patriarcas.

Gálatas 3:16-17  16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.  17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.

Note: Los diez mandamientos vinieron 430 años después de la promesa dada a Abraham, uno de los patriarcas.

2. “Dios hizo pacto con nosotros…con nosotros los que estamos aquí hoy vivos”.

Éxodo 31:16-17  6 Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo.  17 Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.

a. “Guardará, pues, el día de reposo los hijos de Israel”.

b. “Señas es para siempre entre mí y los hijos de Israel”.

III. ¿Para cuánto tiempo había de dura el mandamiento de guardar el sábado?

A. Algunos dicen para siempre.

Éxodo 31:16-17  6 Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo.  17 Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.

B. A veces en el antiguo testamento “para siempre” significó todo de un tiempo especifico o por una dispensación.

Génesis 17:13  13 Debe ser circuncidado el nacido en tu casa, y el comprado por tu dinero; y estará mi pacto en vuestra carne por pacto perpetuo.

1. Es la misma palabra hebrea traducida “para siempre” en Éxodo 31:17 y “perpetuo” en Génesis 17:13.

2. Sin embargo, más tarde Pablo declaró que la circuncisión de la carne no tuvo valor alguno.

Gálatas 5:6  porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor.

3. Además Pablo enseñó que el bautismo toma el lugar de la circuncisión para el cristiano.

Colosenses 2:9-12  9 Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad,  10 y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.  11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;  12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

4. Tocante el antiguo testamento, incluyendo los diez mandamientos, y así el de guardar el sábado, Pablo también enseñó que Cristo lo abolió a través de su cuerpo en la cruz.

Efesios 2:11-18  11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.  12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo.  13 Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.  14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,  15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,  16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.  17 Y vino y anunció las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca;  18 porque por medio de él los unos y los otros tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre.

5. La ley antigua, incluyendo el sábado, fue cancelada y clavada a la cruz de Cristo.

Colosenses 2:14-17  14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,  15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.  16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,  17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

6. Esto armoniza perfectamente bien con lo que Dios disgustadamente habló por su profeta Amós:

Amós 8:4-5  4 Oíd esto, los que pisoteáis a los menesterosos, y queréis exterminar a los pobres de la tierra,  5 diciendo: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender el grano, y el día de reposo para abrir el mercado de trigo, achicar el efa, aumentar el siclo y engañar con balanzas falsas; (La Biblia de las Américas)

7. ¿Cuándo pasaría el día de reposo? ¿Nunca? La respuesta fue profetizada.

Amós 8:9-10   9 Acontecerá en aquel día, dice Jehová el Señor, que haré que se ponga el sol a mediodía, y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro.  10 Y cambiaré vuestras fiestas en lloro, y todos vuestros cantares en lamentaciones; y haré poner cilicio sobre todo lomo, y que se rape toda cabeza; y la volveré como en llanto de unigénito, y su postrimería como día amargo.

8. Esta profecía se cumplió.

Zacarías 12:10  10 Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalén, el Espíritu de gracia y de súplica, y me mirarán a mí, a quien han traspasado. Y se lamentarán por Él, como quien se lamenta por un hijo único, y llorarán por Él, como se llora por un primogénito.

Juan 3:16  16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Juan 19:37  37 Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron.

Mateo 27:45  45 Y desde la hora sexta hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena.

C. ¡El sábado fue quitado!

IV. ¿Están guardando el sábado realmente los que dicen que es necesario guardarlo hoy día?

A. ¿Cómo habían de guardar el sábado?

1. Con los holocaustos

Números 28:9-10   9 Mas el día de reposo, dos corderos de un año sin defecto, y dos décimas de flor de harina amasada con aceite, como ofrenda, con su libación.  10 Es el holocausto de cada día de reposo, además del holocausto continuo y su libación.

2. Sin trabajar

Éxodo 20:10  10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

3. Sin fuego en la casa

Éxodo 35:3  3 No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día de reposo.

B. Hubo un castigo para los que no lo guardaron santo.

Éxodo 35:2  2 Seis días se trabajará, mas el día séptimo os será santo, día de reposo para Jehová; cualquiera que en él hiciere trabajo alguno, morirá.

Éxodo 31:15  15 Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá.

C. ¿Conoce a alguien, quien dice ser cristiano, que realmente está guardando el sábado? Yo no.

V. ¿Cuál es el día del Señor?

A. El día en que nuestro Señor se levantó de entre los muertos.

Hechos 10:40  40 A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase;

Lucas 24:1  R60 Luke 24:1 El primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las especias aromáticas que habían preparado, y algunas otras mujeres con ellas.

Lucas 24:13   13 Y he aquí, dos de ellos iban el mismo día a una aldea llamada Emaús, que estaba a sesenta estadios de Jerusalén.

Lucas 24:21  21 Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido.

B. El día que sus discípulos se reunieron y el Señor les apareció y les bendijo.

Juan 20:1  R60 John 20:1 El primer día de la semana, María Magdalena fue de mañana, siendo aún oscuro, al sepulcro; y vio quitada la piedra del sepulcro.

Juan 20:19  19 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.

Juan 20:26   26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.

C. Es el día cuando la iglesia del Señor empezó (Hechos 2:1-47).

Hechos 2:1-3 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.  2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;  3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.

Hechos 2:47  7 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

1. El día de Pentecostés siempre cayó en el primer día de la semana.

Levítico 23:15-16  15 Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán.  16 Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová.

2. “El día siguiente del séptimo sábado”.

D. La cena del Señor no podría ser observada apropiadamente en ningún otro día que el día del Señor, o el primer día de la semana.

Hechos 20:6-7   6 Y nosotros, pasados los días de los panes sin levadura, navegamos de Filipos, y en cinco días nos reunimos con ellos en Troas, donde nos quedamos siete días.  7 El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

E. El día del Señor es un día de servicio y adoración.

Hechos 20:7 El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Pablo les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche.

Hechos 2:42  Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

1 Corintios 16:1-2  En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.  2 Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

F. El sábado fue un día de “reposo” hecho para el hombre.

Marcos 2:27-28  7 También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo.  28 Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.

Conclusión:

Así como el antiguo testamento fue remplazado por el nuevo testamento, y la circuncisión carnal por la circuncisión espiritual (el bautismo), el séptimo día también fue remplazado por el primer día de la semana, el día del Señor.

El autor de la carta a los hebreos declaró que todavía queda un “reposo” para el pueblo de Dios, pero este está en el cielo (Hebreos 4:1-11).

1. El sábado, un día de reposo, fue dado a Israel a través de Moisés (Deuteronomio 5:1-5).

2. Josué guió a Israel a una “tierra de reposo” (Josué 1:12-18).

3. Sin embargo, no entraron al reposo que queda para el cristiano  (Hebreos 4:6,11).

a. Este reposo es una “promesa” (Hebreos 4:1).

b. Por eso, no puede referirse al sábado que fue un mandamiento (Éxodo 20:8).

c. No puede estar refiriéndose a la tierra de reposo, porque esto fue cumplido (Josué 21:43-45).

d. Este reposo está en el cielo (Hebreos 4:9-11).

Apocalipsis 14:13  Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.