“El fruto de la vid”

Por Randall Tidmore

La bebida en la cena del Señor

La palabra “vino” es ambigua.

En las Escrituras, la palabra “vino” se refiere al jugo de uva, vino nuevo, vino dulce, vino débil y vino fuerte. Si el Espíritu Santo hubiera escogido la palabra “vino” cuando nombró la bebida en la cena del Señor, habría mucho lugar para discutirlo. ¿Cuál clase de vino? Nuestra palabra “vino” viene de una variedad de palabras hebreas y griegas. Las más comunes son “Yayin” y “Tirosh” (Hebreo) y “Oinos” y “Gleukos” (Griego).  Aunque algunos eruditos griegos y hebreos nos dirían que “Yayin” y “Oinos” siempre significan vino alcohólico, no es cierto. Puede ser que el uso más común de estas palabras es para vino alcohólico, pero no siempre. Basándose en ese uso, muchos deducen que la bebida en la cena del Señor debe ser vino alcohólico. Sin embargo, existe en la Biblia otro uso de estas palabras, también.

¿Qué dice la Biblia?

Cuando estudiemos cualquier tema nuestro interés principal debe ser, ¿qué dice la Biblia? Somos únicos en este respecto. Exigimos de nosotros mismos las pruebas bíblicas para todo lo que hacemos y decimos. Sinceramente creemos que esto es necesario para agradarle a Dios. Así pues, ¿qué dice la Biblia en lo referente a la bebida que debe usarse en la cena del Señor?

En primer lugar, los textos dicen “fruto de la vid”. Siempre he considerado esto interesante. El Espíritu Santo usó la palabra “vino” muchas veces. Sin embargo, al relatar la institución de la cena del Señor, usó la frase “fruto de la vid”. ¿Por qué? ¿Es esto significativo? Creo que lo es.

¿Qué significa “el fruto de la vid”? Significa el producto de la vid. La palabra fruto (genematos) no significa cualquier producto, sino tiene una relación con “reproducir”. El fruto de la vid es la uva que contiene la semilla, por la cual se puede reproducir. Por el contexto sabemos que era algo para beber.

A. ¿Jugo de uva fue tomado como una bebida?

Parece que sí.

Génesis 40:9-11 “Entonces el jefe de los coperos contó su sueño a José, diciendo: -En mi sueño veía delante de mí una vid. En la vid había tres ramas. Parecía que ella brotaba, florecía y sus racimos de uvas maduraban. La copa del faraón estaba en mi mano, y yo tomaba las uvas, las exprimía en la copa del faraón y ponía la copa en la mano del faraón.”

B. ¿Fue posible preservar el jugo de uva sin refrigeradoras?

Existe bastante información tocante a la capacidad de los antiguos para preservar frutos y jugos. Un ejemplo se encuentra en la historia de Flavio Josefo, en su libro, “Las Guerras de los Judíos”, tomo 2. Hablando del castillo en Masada, dice:

–Aquí estuvo guardado maíz en gran cantidad, tanto para sostener a los hombres por mucho tiempo; aquí estuvo también vino y aceite en abundancia, con toda clase de legumbres y dátiles amontonados juntos; todo del cual Eleazar encontró allí cuando él y su Sicarii tomaron posesión del castillo por engaño. Estos frutos eran también frescos y maduros, y en ninguna manera inferiores a los frutos recién guardados, aunque tenían poco menos de cien años de haber sido guardados por Herodes hasta que el lugar fue tomado por los Romanos; no, de hecho, cuando los Romanos tomaron posesión de esos frutos que fueron dejados, los encontraron sin haberse podrido aún por tanto tiempo; tampoco nos equivocaríamos si supusiéramos que era el aire aquí la causa de la duración de tanto tiempo, este castillo estando [encima de un monte] tan alto y libre de toda tierra y suciedad.–

C. Otros explican cómo preservaron uvas y jugo de uva (no alcohólico).

1. Preservando las uvas

En su libro, Wines in the Bible (Vinos en la Biblia), Samuel Bacchiocchi cita a un historiador llamado “Columella” quien menciona seis métodos (y dice que habían más) para preservar uvas verdes hasta un año. Puesto que sabían preservar las uvas hasta un año, claro que podrían exprimir el jugo de ellas cuando necesitaban hacerlo. Entre un año, habría otro cosecha de uvas. Así podrían tener jugo de uvas todo el año.

2. Preservando el jugo de uvas

Además de preservar las uvas, sabían preservar el jugo de uvas sin dejarlo fermentar. Según la historia, habían varias maneras para hacerlo. Algunos métodos eran: reducirse hasta la tercera parte hirviéndolo; un método de filtración; guardarlo en un lugar frío; y un método de fumigar con azufre.

Aun si no habían uvas todo el año, para tener jugo de uvas en la cena del Señor podrían usar jugo preservado. Usaron la mejor tecnología que hubo.

Hoy en día algunos países tampoco producen uvas. Hermanos tienen que enviarles el jugo. Claro que tienen que usar jugo preservado. También usamos la mejor tecnología a nuestro alcance.

El proceso para hacer vino alcohólico.

En un artículo que grabé del Internet, de una Universidad, que explica cómo hacer vino, dice:

–Día dos: se añade levadura…–

–Día siete: …Añada bacteria para inducir fermentación. Esto convierte el ácido málico en ácido láctico. Hay dos efectos beneficiosos de “malolactico” fermentación. Uno, el vino finalizado será más estable…–

La cena del Señor fue instituida durante “la fiesta de los panes sin levadura” y la pascua. Durante estas fiestas que fueron celebradas juntas (Levítico 23:5,6) toda levadura fue quitada de las casas.

Éxodo 12:15 “Siete días comeréis panes sin levadura. El primer día quitaréis de vuestras casas la levadura, porque cualquiera que coma algo con levadura desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será excluida de Israel”.

Esto excluiría el vino alcohólico de las casas, y por lo tanto, de la cena del Señor.

Ahora, notemos algunos términos aplicados al vino alcohólico y al jugo de uva en la Biblia.

A. Alcohólico:

1. Violencia (yayin)

Proverbios 4:17 Pues comen pan de impiedad, y beben vino de violencia.

2. Dolores (yayin)

Proverbios 23:29-30 ¿Para quién será el ay? ¿Para quién será el dolor? ¿Para quién serán las rencillas? ¿Para quién los quejidos? ¿Para quién las heridas gratuitas? ¿Para quién lo enrojecido de los ojos? Para los que se detienen mucho sobre el vino; para los que se lo pasan probando el vino mezclado.

3. Confusión (yayin)

Isaías 28:7 Pero también éstos han errado a causa del vino, y han divagado a causa del licor. El sacerdote y el profeta han errado a causa del licor; han sido confundidos a causa del vino. Han divagado a causa del licor; han errado en su visión y han titubeado en sus decisiones.

4. Venenoso (yayin)

Proverbios 23:31-32 No mires el vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa, cuando entra suavemente. Al fin muerde como serpiente, y envenena como víbora.

5. Condenación para los que lo beban (yayin)

Isaías 5:22-24 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y hombres fuertes para mezclar licor; y de los que por soborno declaran justo al culpable, y al justo le quitan su justicia! Por tanto, como la lengua de fuego devora la paja y la llama doblega el rastrojo, así la raíz de ellos será como cosa putrefacta, y su flor se desvanecerá como el polvo. Porque han desechado la ley de Jehovah de los Ejércitos, y han despreciado la palabra del Santo de Israel.

1 Corintios 6:10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

6. Simboliza castigo eterno (yayin, oinos)

Jeremías 25:15 Así me ha dicho Jehovah Dios de Israel: Toma de mi mano esta copa del vino de la ira, y da de beber a todas las naciones a las cuales te envío.

Apocalipsis 14:10-11 él también beberá del vino del furor de Dios que ha sido vertido puro en la copa de su ira, y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y delante del Cordero. El humo del tormento de ellos sube para siempre jamás. Y no tienen descanso ni de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni cualquiera que recibe la marca de su nombre.

Apocalipsis 16:19 La gran ciudad se dividió en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron. Y la gran Babilonia fue recordada delante de Dios, para darle a ella de la copa del vino del furor de su ira.

B. Jugo de uva:

1. Presentado al altar de Dios como una ofrenda (tirosh)

Números 18:12 También será para ti lo mejor del aceite nuevo, lo mejor del vino nuevo y del grano, y las primicias que sean presentadas a Jehovah.

2. Considerado una bendición (tirosh)

Génesis 27:28 Dios te dé del rocío del cielo y de lo más preciado de la tierra: trigo y vino en abundancia.

Deuteronomio 7:13 El te amará, te bendecirá y te multiplicará. También bendecirá el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano y tu vino nuevo y tu aceite, la cría de tus vacas y el incremento de tus ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te daría.

Deuteronomio 11:14 entonces él dará la lluvia a vuestra tierra en su tiempo, tanto la lluvia temprana como la lluvia tardía. Así podrás recoger tu grano, tu vino y tu aceite.

3. Simboliza bendiciones espirituales

Isaías 65:8 Así ha dicho Jehovah: “Como cuando alguien halla jugo en un racimo de uvas y dice: ’No lo destruyas, porque en él hay bendición’, así procederé yo por causa de mis siervos para no destruirlo del todo.

C. Ahora, ¿cuál le parece más adecuado para representar la sangre del Señor?”

Deuteronomio 32:14 mantequilla de las vacas, leche de las ovejas, con sebo de corderos y carneros, y machos cabríos de Basán. Con lo mejor del trigo y de la sangre de uvas bebiste vino.

Mateo 26:27-29 Tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio diciendo: -Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del pacto, la cual es derramada para el perdón de pecados para muchos. Pero os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.-

¿Debemos exprimir nuestras propias uvas?

Si hay uvas, y si una congregación deseara hacer su propio jugo, no veo nada mal de ello. Si un hermano quisiera ser contencioso sobre eso, es decir que los demás de la congregación no están de acuerdo con él, entonces él debe someter por causa de la paz y unidad del cuerpo de Cristo.

El peligro real en esto es hacer de una opción por una congregación la norma para todas. He aquí una pregunta sencilla para establecer si algo podrá hacerse una “ley” para la iglesia: ¿Es posible llevarlo a cabo en todas las naciones del mundo? Puesto que la iglesia es “universal”, todas la leyes que gobiernan a ella tienen que ser aplicables universalmente. A veces debido a las circunstancias en nuestro derredor, ligaríamos una ley a la iglesia. A lo mejor tenemos buenos motivos y buenas intenciones, pero estamos mal, si no se puede aplicar universalmente.

Tenemos congregaciones en naciones pobres que se componen de hermanos muy pobres. Si no hay uvas a su alcance, ¿cómo será posible exprimir sus propias uvas? ¿Quién va a comprar el terreno para sembrar las viñas?

A. Las diferencias químicas entre el jugo fresco y el jugo del concentrado (preservado).

Según algunos que trabajan en una destilería, los que estudian el hacer vino como una ciencia y cuentan con hacer un vino de un sabor consistente, un cambio químico entre el jugo fresco y jugo hecho del concentrado no indica nada importante. Según ellos, hay diferencias químicas en la misma viña a diferentes edades de las uvas. Están examinándolas cada rato para ver el nivel del azúcar. Esto muestra que una diferencia química no indica jugo “contaminado”. Si hay una diferencia en las uvas de la misma viña de un día a otro, imagínese que diferencia podría mostrase entre uvas de distintos climas y cualidades del terreno.

Aún cuando exprima su propia jugo, el estado químico será alterado. Sea de un residuo en sus manos, o del extractor (no digo de lo sucio, puede ser de jabón), o una reacción química al recipiente utilizado para contener el jugo, un análisis químico mostraría un cambio. Aún dicen que hay un cambio químico entre las uvas cosechadas de la viña y las que quedan todavía en ella.

El punto es este: si vamos a contender que tenemos que usar “jugo puro”, necesitamos definir que constituye “puro”. Si queremos decir jugo que no es medio leche, etc., entonces, ciertamente debemos usar jugo puro. Si queremos decir “químicamente puro” será imposible. Sería imposible tener una norma universal. Algunas uvas tendrían más azúcar mientras otras serían más ácidas. No solamente tendríamos que comprar terrenos y sembrar viñas, sino también tendríamos que tener nuestros laboratorios para analizar la consistencia del jugo.

B. No debemos alarmar las congregaciones sobre tales cosas.

Otras referencias

“Yayin” refiriéndose al jugo de uvas:

Jeremías 40:10,12 “En cuanto a mí, he aquí que yo habito en Mizpa para servir a los caldeos que vengan a nosotros. Pero vosotros, tomad vino, frutas de verano y aceite; ponedlo en vuestras vasijas y habitad en las ciudades que habéis tomado.” 12 “entonces todos estos judíos volvieron de todas las partes a donde habían sido expulsados. Se fueron a la tierra de Judá, a Gedalías, en Mizpa, y recolectaron vino y muchísimas frutas de verano.”

Isaías 16:10 “La alegría y el regocijo han sido quitados del campo fértil. No se cantará en las viñas, ni habrá griterío. En los lagares el pisador no pisará el vino; he hecho cesar el grito de júbilo.”

Jeremías 48:33 “La alegría y el regocijo han sido quitados del campo fértil, de la tierra de Moab. He hecho cesar el vino de los lagares; nadie los pisa con grito de júbilo. No hay grito de júbilo.”