LOS BAUTISMOS EN LA BIBLIA

Por Juan Rodríguez Jr.

INTRODUCCIÓN:

A. Por más de un siglo, ningún tema religioso ha provocado tanta controversia, entre los religiosos, como es el tema del bautismo.

1. Sin embargo las enseñanzas de Las Escrituras sobre este tema son tan sencillas y simples como cualquier otro tema.

2. Es muy claro y evidente que la controversia sobre este tema, no es la falta de enseñanza departe de La Biblia, sino el fracaso del ser humano para entender y aplicar correctamente esta enseñanza.

3. Quizás una de las causas principales para no entender este tema, es el hecho de no distinguir entre los diferentes bautismos mencionados en la Biblia, y aplicarlos correctamente según sus propósitos.

4. Es por eso que esta ocasión queremos estudiar los varios bautismos mencionados en la Palabra de Dios.

B. En el Nuevo Testamento podemos leer acerca de seis bautismos. (A propósito, la palabra bautismo es exclusiva del Nuevo Testamento).

1. Por supuesto que esto no está en contra de lo que Pablo enseña acerca de que hay solamente un bautismo, Efesios 4:5.

2. Ya que de los seis bautismos, cuatro ya han cumplido su propósito y son del pasado, otro está por llevarse a cabo en el futuro, por lo tanto queda solamente un bautismo hoy en día, tal y como lo expresa el apóstol Pablo.

I. EL BAUTISMO EN MOISÉS. 1 Corintios 10:1, 2…

A. El evento acerca de este bautismo se registra en Éxodo 14:5-30, y se refiere cuando el pueblo de Israel pasó el Mar Rojo, guiados por Moisés.

1. Pero este es un evento histórico y sucedió solamente una sola vez, por lo tanto no tiene relación con nosotros, excepto como un tipo para nosotros.

2. “Y estas cosas les acontecieron como ejemplo” 1 Corintios 10:11.

a. O sea que les sucedieron a ellos, para que sirvieran como un ejemplo para nosotros.

3. “En Moisés fueron bautizados” v. 2.

a. Esto quiere decir, bautizados en el pacto del cual Moisés era mediador, y por lo tanto se obligaron a cumplir todos los preceptos y mandamientos de ese pacto.

4. Pero ahora, en nuestros días, nosotros somos bautizados en Cristo, Gálatas 3:27 “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo…”

B. Por lo tanto el bautismo en Moisés, siendo solamente un tipo, no podría ser el bautismo que Cristo ordenó en Mateo 28:19 y Marcos 16:16.

II. EL BAUTISMO DE JUAN, Mateo 3:1, 2, 11…

A. Juan preparó el camino para la venida del Mesías, Lucas 1:17.

1. No hubo quizás, en la vida del pueblo de Israel, un tiempo en el cual estuvieran tan perdidos, como en el tiempo antes de la venida de Cristo.

a. Si Cristo hubiera venido, sin antes enviar a alguien para que prepara su venida y cambiar la mentalidad de la gente de ese tiempo, es casi seguro que lo hubieran matado antes de cumplir con su trabajo.

b. Aquí podemos ver la sabiduría de Dios, al enviar a Juan para que preparar el camino, Malaquías 3:1, 2; 4:5, 6..

2. Por lo tanto, la misión de Juan fue de preparación, Mateo 3:1, 2…

a. Su mensaje y su bautismo fue de preparación.

3. El bautismo de Juan es diferente al bautismo que ordenó el Señor Jesucristo.

a. A los que Juan bautizaba tenían que creer en el Cristo, que había de venir, Hechos 19:4. Pero los que se bauticen en el bautismo de Cristo, deben confesar su fe en Cristo, que ya vino, Hechos 8:36-38.

b. Después que Cristo dio la gran comisión, los bautizados eran bautizados en “el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”, Mateo 28:19; pero Juan nunca bautizó en este nombre.

c. El bautismos de Juan fue solamente para los judíos, pero no así el bautismo de Cristo, ya que es para todas las naciones, Marcos 16:15, 16…

B. Por lo tanto el bautismo de Juan ya no está en vigor hoy en día, Hechos 19:1-5.

1. Podemos ver claramente como después de la muerte de Cristo, el bautismo de Juan quedó sin valor.

III. EL BAUTISMO DEL SUFRIMIENTO, Mateo 20:20-23…

A. El Señor Jesucristo se refirió muchas veces a sus sufrimientos como a un bautismo

B. La palabra bautismo quiere decir: “sumergir, inmersión, meter en algo”.

1. Por lo tanto, al referirse el Señor a sus sufrimientos como un bautismo, se refería al hecho de ser sumergido, metido e inmerso en los sufrimientos, que El y sus apóstoles iban a padecer.

C. Pero este no es el bautismo ordenado por Cristo en la gran comisión.

IV. EL BAUTISMO DE FUEGO, Mateo 3:11…

A. Juan, el bautista, estaba hablando en esta ocasión a una multitud que estaba mezclada.

1. Algunos de ellos más tarde iban ser discípulos de Cristo y recibirían el bautismo del Espíritu Santo.

2. Otros, como los fariseos y Saduceos, iban a rechazar al Mesías, y ellos serían bautizados con fuego.

a. Por eso Juan los llama a ellos “generación de víboras”, Mateo 3:7.

B. ¿Qué es el bautismo de fuego?

1. Es el lugar final de los malvados, es el infierno de fuego, Mateo 5:22.

2. Es ser lanzados en el fuego eterno, Mateo 25:41.

3. Es ser lanzados en el lago de fuego y azufre, Apocalipsis 20:10; 21:8…

C. El bautismo de fuego es todavía en el futuro, todavía no se ha cumplido su propósito. ¡Y de veras debemos de escapar de este bautismo!

V. EL BAUTISMO DEL ESPIRITU SANTO, Mateo 3:11…

A. ¿A quién les prometió el Señor Jesucristo el bautismo del Espíritu Santo? A los apóstoles, a quienes el llamó y capacitó. Juan 14:16, 17; 16:13…

B. Dios había prometido, “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne…”, Joel 2:28. Solamente hay dos clase de carne – Judíos y Gentiles.

1. El Espíritu fue derramado sobre los Judíos (los apóstoles) en el primer Pentecostés después de la resurrección de Cristo, en el día en el que la iglesia del Señor fue establecida en la tierra, hechos 2:1-4…

2. El Espíritu fue derramado sobre los Gentiles en la casa de Cornelio, sobre aquellos primeros convertidos de los Gentiles al Evangelio de Cristo, Hechos 10:44-48; 11:15.

C. Hay solamente un bautismo hoy, y este no es el bautismo del Espíritu Santo.

1. El en día de Pentecostés, el apóstol Pedro presenció dos bautismos, el bautismo del Espíritu Santo sobre los apóstoles y el bautismo en agua, el bautismo cristiano, sobre los aproximadamente 3000 convertidos, Hechos 2:1-4, 41…

2. En el año 44 A. D. El apóstol Pedro presenció dos bautismos en la casa de Cornelio, tanto el bautismo del Espíritu Santo como el bautismo en agua, Hechos 10:44-48…

3. Pero en el año 64 A. D. Pablo escribió y dijo que había solamente “un bautismo”, Efesios 4:5.

4. Cuando Pablo escribió esto, el bautismo del Espíritu Santo había cumplido con su propósito y había sido quitado.

5. Así que ahora veremos el “un bautismo” del que habla Pablo.

VI. EL BAUTISMO CRISTIANO.

A. Hasta ahora, hemos estudiado acerca de cinco bautismos: ….

1. Hemos visto claramente que ninguno de estos bautismos son el bautismo que Dios ha ordenado para nosotros, en nuestros días.

2. El bautismo que Cristo ha ordenado para nosotros lo encontramos en Mateo 28:19 y en Marcos 16:16.

B. Los apóstoles y los hombres inspirados de la edad apostólica, ellos trabajaron siempre bajo la orden de la gran comisión, y bautizaban a la gente en agua, para perdón de pecados, Hechos 8:36-38…

C. ¿Cuál es el bautismo cristiano? Las siguientes escrituras nos lo dirán: Mateo 28:19, 20; Marcos 16:15, 16; Romanos 6:3-4; Colosenses 2:12…

D. ¿Quién debe ser bautizado?

1. Los que han oído, Hechos 18:8, y han sido enseñados el evangelio de Cristo, Mateo 28:19.

2. Los que creen en Jesucristo y en su evangelio, Marcos 16:15, 16.

3. Los que se arrepientan de sus pecados, Hechos 2:38.

4. Los que confiesen su fe en Cristo, Hechos 8:37.

E. ¿Por qué ser bautizado?

1. Porque Cristo lo ordenó, Mateo 28:19; Juan 14:15; Apocalipsis 22:14.

2. Porque el bautismo nos pone en Cristo, Gálatas 3:27, y la salvación esta en Cristo, 2 Timoteo 2:10…

CONCLUSIÓN:

A. Hemos podido ver claramente, que cuatro de los seis bautismos de la Biblia han cumplido con su propósito y se han quitado; y que hay uno que tiene que ser administrado en el futuro.

B. Esto nos deja solamente uno en vigor, y este es el bautismo en agua, administrado al creyente, en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, para el perdón de los pecados.

C. ¿Ha sido usted bautizado en este bautismo cristiano? Si no es así, “¿Por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre”, Hechos 22:16.